meridianopolitico

0
www.meridianopolitico.com/ 
06/Febrero/2018 
SEMÁFORO.

DECLINAN RECIBIR DOCTORADO HONORIS CAUSA DE LA UNICACH.
*** Inútil Cónsul Guatemalteco en Tapachula.
*** Oscar Ballinas ¿Y el Planetario?

Exal Baltazar Juan Avila/APyPM/APM
VERDE.
Duro revés recibe el rector de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH), José Rodolfo Cano Fonseca, al renunciar Mercedes Olivera y Andrés Fábregas Puig a su Doctorado Honoris Causa en protesta por reconocimiento a Secretario de la SEDENA, Salvador Cienfuegos Zepeda.

Esto no solo pone en duda la credibilidad del mismo rector sino que abrió la posibilidad de duras críticas en contra del Secretario.

AMARILLO.
“La reconocida investigadora y feminista, Mercedes Olivera renunció al Doctorado Honoris Causa que le entregó la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach) en el 2012 en protesta porque la institución le entregará el mismo reconocimiento al Secretario de la Defensa Nacional (Sedena).

El también investigador y fundador de la UNICACH, Andrés Fábregas Puig renunció al Honoris Causa que le otorgó la casa de estudios para manifestarse en contra de otorgarle el reconocimiento al  funcionario de gobierno.

Ambos académicos coincidieron en que el Doctorado Honoris Causa debe de ser entregado por el trabajo académico y la  contribución al desarrollo humano. Al entregarlo a Cienfuegos Zepeda se rompe este principio.

En cuanto se supo de la entrega organizaciones civiles, defensora de los derechos humanos emitieron públicamente su inconformidad.

En la carta de Andrés Fábregas Puig dirigida al rector dice: “Enterado del otorgamiento del Doctorado Honoris Causa al Secretario de la Defensa Nacional de México, y en solidaridad con la Dra. Mercedes Olivera, colega, amiga y antropóloga de reconocida trayectoria, y en solidaridad con la comunidad académica, trabajadores y estudiantes de la UNICACH, me permito manifestar mi RENUNCIA al Doctorado Honoris Causa que recibí por parte de la UNICACH.

Como Rector Fundador estoy en condiciones de afirmar que la UNICACH nació sobre las bases del humanismo chiapaneco, con la clara visión y misión de servir a México, a Chiapas y a la Humanidad, siendo fiel a una tradición que ha honrado a los chiapanecos: la que tejieron en años espléndidos la pléyade de maestros que educaron a la juventud en los principios del humanismo y la fe en el destino de Chiapas, de México y de Latinoamérica. El Doctorado Honoris Causa se ha instituido en las Universidades en el mundo, para reconocer las trayectorias académicas y humanistas, la obra escrita y docente, el trabajo de investigación científica y de difusión del conocimiento. Esos principios se han visto seriamente vulnerados y en congruencia, no reconozco en la actual UNICACH a la Universidad que contribuí a forjar.

Estoy convencido que el destino de la Universidad será recobrado por su comunidad académica y que retornarán los días en que se cumpla con su misión de educar a la juventud en los principios del humanismo libertario, de profundo amor a la tierra en que uno nació, porque a través de ese amor, se ama al mundo, a la humanidad entera.”

ROJO.
Total repudio en contra de la entrega de ese reconocimiento al general Cienfuegos quien supuestamente encabeza un organismo vinculado a graves violaciones a los derechos humanos.

SEMÁFORO DESCOMPUESTO.
INÚTIL CÓNSUL GUATEMALTECO EN TAPACHULA.
Desde que se viera beneficiado con el nombramiento de Cónsul para representar a su país, Guatemala; en México, con base en la ciudad de Tapachula, Héctor Sipac Cuin, le ha quedado grande el puesto a tal grado que ha sido autor de algunos escándalos provocados en estado de ebriedad y abusando del poder que le confiere la impunidad de su envergadura.

Esta semana, Héctor Sipac, fue entrevistado por un medio local al cual “denuncio públicamente” la falta de atención por parte del personal del Hospital General de Tapachula a uno de sus conciudadanos, quien sufriera un accidente cuando viajaba a bordo del tren, de forma ilegal y sin pagar boleto. Hechos ocurridos hace una semana en el tramo cercano al municipio de Pijijiapan, en el estado de Chiapas; argumentando que necesitaba una operación urgente.

La incoherencia de su declaración pone de manifiesto su incapacidad en resolver los problemas y que expone a su misma gente a morir por la falta de atención que él debería de brindar. El personal médico ya brindo los primeros auxilios al accidentado, suficientes como para que el mediocre diplomático continuara con los tramites de repatriar a su paisano y que sea atendido en su país en el cual estaría al cuidado de sus familiares.

El gobierno mexicano, con las contribuciones del pueblo, le brindo la atención médica urgente necesaria requerida en esos casos y el traslado en ambulancia desde Pijijiapan, mas de 100 kilómetros; a Tapachula, cuya distancia a la frontera con Guatemala es de escasos 18 kilómetros, aproximadamente 18 minutos; y la atención recibida en el Hospital. Esto poco le importa al servidor público guatemalteco y trata de llamar la atención argumentando el “Derecho a la Salud Universal”, el cual debería de aplicársele a él y fincarle responsabilidades por su inoperancia y el poner en riesgo la vida de un ciudadano al cual debería de servir y no evadir su responsabilidad.

OSCAR BALLINAS ¿Y EL PLANETARIO?
¿En donde quedo aquel hombre que en cada discurso su voz destila coraje por las injusticias, por la corrupción, por el abuso de autoridad, por el desvió de los fondos destinados a obras, por su lucha por la cultura y las artes?

¿En donde quedo aquel hombre que en cada letra impregnaba una lagrima de impotencia por no poder cambiar al México que tanto decía amar?

Desde hace algunos años, casi lo que va del sexenio de Manuel Velasco Coello; fue nombrado director del “Planetario” Bachilleres de Chiapas a Oscar Domingo Ballinas Lezama, duro crítico en su columna “Alfil negro”, tribuna en la que manifestaba sus inconformidades contra el mismo gobierno. Incursiono en la política como candidato a diputado y a la presidencia de Tapachula. En franca rebeldía se amarraba un paliacate rojo a la cabeza y “marchando con paso gigante” caminaba por las calles enarbolando la bandera mexicana como símbolo de lucha y lealtad.

En mi reciente visita a Tapachula, en menos de 24 horas, vi la camioneta oficial de este centro de cultura, ciencia y tecnología en distintos lugares, en una tortillería y la ultima, en el estacionamiento de un centro comercial, que por más que espere para saludar al amigo, jamás apareció por ningún lado en el interior de ese centro de abasto, presumiendo que por la hora, el lugar distante a la entrada del supermercado y cuya dirección se podía observar de forma diagonal, el conductor se encontraba en el interior del cine disfrutando una buena película del domingo familiar. Ya que es un empedernido cinéfilo.

Denuncias y comentarios: periodistaexal2015@hotmail.com  Cel. y Whats 962 10 80 934
Chiapas-México.

Publicar un comentario

 
Top