meridianopolitico

0
www.meridianopolitico.com/ 
14/Septiembre/2017 

Gracias a la atención de las autoridades, habitantes de Copoya encontraron solución a sus necesidades de traslado, en tanto se rehabilitan las zonas afectadas por el paso del sismo

Tuxtla Gutierrez.- Tras analizar las conclusiones de estudios geológicos sobre la falla en la carretera Tuxtla-Copoya, habitantes y autoridades acordaron opciones secundarias de tránsito, así como respaldar los trabajos de mejora al tramo carretero que ejecuta el Gobierno del Estado mediante la Secretaría de Obras Públicas y Comunicaciones (SOPyC).
Cabe recordar que entre las afectaciones carreteras de mayor envergadura tras el reciente sismo, el tramo 4+500 de la vía Tuxtla-Copoya fue dictaminado como el de mayor relevancia social y económica.

Asimismo fue evaluado como una zona de alto riesgo para el tránsito peatonal y vehicular por deslizamiento de ladera y desplome de rocas.

Por esta razón, la SOPyC inició trabajos emergentes para reducir los riesgos, en tanto autoridades de Protección Civil municipal y estatal determinaron cerrar la zona al tránsito vehicular.  

En la argumentación técnica, el titular de la SOPyC, Jorge Alberto Betancopurt Esponda, explicó que apenas ocurrido el pasado sismo se realizó una inspección la ruta, identificando un agrietamiento longitudinal de 50 metros, que en tres horas avanzó hasta llegar a 300 metros, generando cortes transversales, además de un hundimiento de 50 centímetros con fracturas de profundidad visual superior a los dos metros y por estudios de hasta 17 metros.

Se contrataron empresas chiapanecas expertas en el estudio geológico, asesorados por los colegios de ingenieros de Chiapas, quienes participaron en la elaboración de un estudio que dictaminó la gravedad de las afectaciones y permitió identificar rocas firmes hasta 17 metros tierra abajo.

Sin embargo y pese al grave riesgo que significaba el tránsito por la zona, algunos personajes buscaron politizar el tema y realizaron una manifestación sobre la misma vía en el acceso a la capital del estado 

La manifestación fue atendida por autoridades de la SOPyC, así como el Ayuntamiento municipal mediante el director de la Secretaría de Seguridad Pública Tránsito y Vialidad Municipal (SSPTyVM), Moisés Grajales Monterrosa, quien logró destensar el bloqueo y realizó un recorrido por las zonas afectadas.

Posteriormente, Grajales Monterrosa encabezó una comitiva que se trasladó hasta la propia SOPyC, donde fueron atendidos por el secretario de Obras Públicas, Jorge Alberto Betancourt y el alcalde Fernando Castellanos, con quienes se inició una mesa de trabajo que logró encontrar acuerdos.

En una primera instancia se analizó la posibilidad de transitar por el ejido Madero, pero resultó inviable, pues se trata de una zona de impacto ambiental, además de la necesidad de dinamitar diversos tramos rocosos.

Una segunda opción es evitar la zona de la curva de “La Virgencita”, sin embargo el trazo sería de alto riesgo por su pendiente y tardaría un mes en concluirse.

Finalmente se analizó y acordó trabajar en la rehabilitación del camino Llano del Tigre para permitir acortar las distancias de traslado, sumando esta ruta a las opciones dispuestas desde el momento mismo del cierre de la vía, por el nuevo Libramiento Sur Carretero.

Adicionalmente se gestionará transporte gratuito en la ruta Tuxtla-Copoya en tanto se concluye el revestimiento de la obra alterna.

Posteriormente se solicitará a las autoridades regular el cobro para evitar aumentos en el costo del pasaje.

Los acuerdos se reflejaron en una minuta firmada por las autoridades y trasladada a Copoya, donde de manera comunitaria se determinaría aceptar los acuerdos que, reconocieron, buscan abonar a la paz social y el proceso de reconstrucción en la entidad.

Publicar un comentario

 
Top