meridianopolitico

0
www.meridianopolitico.com/ 
07/Agosto/2017 
SEMÁFORO.

*** En Chiapas la CIOAC Desaloja con Violencia a Familias Pobres.

Exal Baltazar Juan Avila/APyPM/APM
VERDE.
Aunque parezca mentira y en pleno siglo 21, pero el trabajo que ha venido realizando en el cargo de delegado federal en Chiapas de la Procuraduría Agraria, Ezequiel Orduña Morga; está llegando a lugares jamás imaginados y lo más importante, está dando frutos positivos en el campo chiapaneco.

En esta ocasión varios medios de comunicación dieron cuenta de la labor realizada por Orduña Morga al lograr la creación del “Órgano de representación y vigilancia de bienes comunales de la selva Lacandona” con el cual los descendientes directos de los Mayas respondieron favorablemente a la convocatoria basada en el resolutivo del Tribunal Unitario Agrario número 53.

Este órgano quedo conformado por Enrique Chankin Nabor, Pablo Santiz López, Nicolás Arcos Peñate, Moisés Chankin Nabor, Antonio Gutiérrez Gómez y Miguel Montejo Méndez; contando con la presencia de la Delegación Federal de Gobierno, Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Registro Agrario Nacional, Secretaria de la Tierra del Gobierno del Estado, Presidente municipal de Ocosingo.

AMARILLO.
¿Pero quiénes son los lacandones?
Según Wikipedia “Los lacandones son un grupo indígena del tronco maya que habita en la selva Lacandona en la frontera entre México y Guatemala.

Entre sus actividades principales se encuentra el tejer fibras y con ellas fabricar textiles, curtir cuero y elaborar cerámica, flautas, mallas y piraguas. Por bastante tiempo estuvieron aislados, preservaron su forma de vida ancestral hasta fechas recientes, pescando, cazando y cultivando frutas y verduras. Su número total de integrantes ha disminuido y sólo quedan unos cuatrocientos.

Los lacandones se llaman a sí mismos hach winik, que significa "verdaderos hombres". Se piensa que originalmente el vocablo lacandón se refería a un grupo hablante de chortí el cual, en tiempos de la conquista, habitaba en una pequeña isla en el río Lacantún, en el extremo sur de la selva y que se autodenominaban "los del Lacantún", que significa en chortí "gran peñón" o "piedra erecta" y al ser españolizado se convirtió en lacandón o lacandones. Los hach winik son hablantes de un idioma estrechamente relacionado al maya yucateco.

Los lacandones se dividen en dos grupos denominados los del norte, que habitan principalmente en las localidades de Nahá y Metzaboc, y los del sur, ubicados en la localidad de Lacan ha Chan Sayab.

En el momento de su primer encuentro con los españoles (1530), los lacandones habitaban un territorio reducido al sur de la selva lacandona, teniendo como centro la laguna de Lacam-Tun, hoy de Miramar. Pueblo de lengua choltí, eran agricultores y cazadores. Se resistieron a la invasión hasta finales del siglo XVII, tal como lo hicieron los itzáes del Petén.

Abandonaron su ciudad lacustre; Lacam-Tun a fines del siglo XVI, cuando ésta fue destruida por una expedición militar proveniente de San Cristóbal de las Casas. Se retiraron hacia el sureste y erigieron una nueva cabecera a pocos kilómetros de distancia del río Lacantún, llamándola Sac-Bahián. Por esta razón pudieron prolongar su independencia por más de siglo y medio, hasta que fueron sometidos finalmente en 1695, al ser invadido su último reducto, Sac-Bahián, por tropas españolas venidas simultáneamente de Chiapas y Guatemala.

A los lacandones se les intentó evangelizar, sin resultado alguno, a principios del siglo XIX. A este fracaso siguió un segundo intento en 1862 por parte de religiosos capuchinos; sin embargo, aunque los religiosos se llevaron consigo a algunos nativos, las penalidades del camino, la desavenencia de costumbres y el clima obligaron a éstos a permitir el retiro de los indígenas a sus lugares de origen.

La enfermedad se considera como un castigo por parte de los dioses para aquellos individuos que transgreden las normas sociales o religiosas. Así, quien no pide permiso a los dueños del monte para quemarlo, quien no deposita las ofrendas correspondientes o quien duda de la existencia de los dioses recibe como castigo una enfermedad.

Hoy, Cheque Orduña ha logrado llevar una esperanza para que este grupo continúe sobreviviendo.

ROJO.
En la actualidad esta antigua civilización podría desaparecer dado a la inevitable corrupción, invasiones ilegales, tala clandestina, ganadería descontrolada y tráfico de flora y fauna, problemas a los que se enfrentan.

En 1988 se efectuó un deslinde y medición de la tierra ocupada por los lacandones encontrando que sólo poseían 501 mil 107 hectáreas de las 614 mil hectáreas que presuntamente les pertenecían estaban ya ocupadas por pobladores que habían llegado antes. Como las leyes agrarias indican también que "primero en tiempo, primero en derecho", perdiendo de esta forma pierden 113 mil hectáreas por incumplirse un decreto de 1972.

SEMÁFORO DESCOMPUESTO.
EN CHIAPAS LA CIOAC DESALOJA CON VIOLENCIA A FAMILIAS POBRES.
Portando armas de fuego, varios centenares de militantes de la organización identificada con las siglas CIOAC, desalojaron a más de 80 personas de un predio ubicado en el municipio de Tapilula, en el estado de Chiapas; por lo que a partir del día miércoles 2 de agosto, las familias desalojadas se encuentran en un plantón indefinido frente a palacio de gobierno en espera que el gobierno estatal intervenga y se proceda conforme a la ley ya que además de que les destruyeron sus viviendas y de haber sido desalojados, algunas personas resultaron heridos entre ellos ancianos y niños que no pudieron protegerse del cobarde atentado.

Un predio de dos hectáreas el cual había sido invadido por las mismas personas, pero que al presentarse el verdadero dueño (Ramiro “N”), quien se encontraba trabajando en los Estados Unidos; llegaron al acuerdo de la compra venta de forma pacífica y armoniosa.

Esto no le gusto a Enrique Chavarría Juárez, quien había vendido de forma fraudulenta a estas familia el predio de Ramiro, por lo que contacto al líder de la CIOAC, David Villarreal alias “el bicha” y este con un grupo de más de 300 gentes armadas desalojaron a las familias.

Ramiro al ver la injusticia que se está cometiendo en contra de estas personas que con gran sacrificio están pagando sus predios, solicito el apoyo de la organización MOCRI CNPA “Emiliano Zapata” de la cual es miembro, quienes intervinieron tratando de entablar, primeramente el dialogo con los líderes de la CIOAC, los cuales no aceptaron por lo que resulto en un enfrentamiento en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez.

Es urgente que el gobierno estatal y federal intervenga en este conflicto ya que, si el propietario llego a un arreglo económico con las familias que estaban en posesión de su predio por engaños de Chavarría Juárez, deslinde responsabilidades ante de que pueda suscitarse pérdidas humanas en la que gente inocente, necesitada de un pedazo de tierra en donde vivir puedan perder hasta la vida.

Denuncias y comentarios: periodistaexal2015@hotmail.com  Cel. yWts. 962 10 80 934
Chiapas-México.

Publicar un comentario

 
Top