meridianopolitico

0
www.meridianopolitico.com/ 
05/Junio/2017 
Marcos Ramos

CINTALAPA. En las primeras horas de este domingo, Porfirio Ramírez Hernández, agente municipal de la colonia Rosendo Salazar, (Tolán), al regresar de cuidar “El Chinchorro” nombre de un restaurant que se ubica a orillas de la presa que se encuentra en ese mismo lugar, vio tirado un bulto, tras alumbrarlo con su lámpara, supo que era una persona, y al acercarse observó que no se trataba de un ebrio, sino de un muerto por las condiciones en que tenía el rostro y la cabeza.


Al no haber dudas del homicidio, Ramírez Hernández se fue a avisarle al comisariado ejidal, y después realizaron el reporte a las autoridades policiacas para que se trasladaran al lugar a encargarse de lo ocurrido.

Una vez que la colonia fue informada de lo que había sucedido, colocaron una lona roja par que cubrir el cuerpo del sol, acordonaron el área y le prendieron una veladora junto a los restos de Juan Nataren Santiago, quien era originario de ese lugar.

Tras la espera del personal pericial dependiente de la región istmo-costa y de la Fiscalía General del Estado (FGE), los rumores no se hicieron esperar, y algunos decían que el occiso sufría de sus facultades mentales, no hablaba bien, pero si comprendía, era muy servicial en toda la colonia, le encantaba el futbol y también se echaba sus tragos.

“Ayer en la tarde acá anduvo en el campo porque hubo partido, se puso unas espinilleras porque decía que entraría a jugar, pero ya hoy en la mañana supimos que estaba muerto” dijo un colono.

Mencionar que el cuerpo fue encontrado frente al campo de juego, hay muchas huellas de llantas de carro, lo que explica que podría ser cierta la versión de que algún vehículo le pasó encima hasta arrebatarle la vida, pero ya serán las autoridades las que den a conocer la razón oficial de los hechos.

En el lugar también estaba tirado uno de los dos zapatos rojos que traía y una gorra verde, y tras el arribo de los peritos, la autoridad ejidal pidió al representante social de que no se llevaran el cuerpo al servicio médico forense, por lo que tras realizar las diligencias correspondientes, los restos de Juan fueron dejados ahí, para que la colonia entera le brindara una cristiana sepultura.

Por lo sucedido, el fiscal del ministerio público abrió una carpeta de investigación por el delito de homicidio en contra de quien resulte responsable.

Publicar un comentario

 
Top