meridianopolitico

0
www.meridianopolitico.com/ 
05/Junio/2017 
Artículo Único
Angel Mario Ksheratto
Hacienda desfalcada

Desde que se crearon las instituciones para organizar y vigilar los procesos electorales, nunca se había llegado a lamentables extremos en materia de financiamiento como sucede actualmente en Chiapas. El Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC), se vio obligado a demandar ante el Tribunal Electoral a la Secretaría de Hacienda (SH), por incumplimiento del suministro para la operatividad y ministración de recursos a los partidos políticos, según publicó éste lunes “El Sol de Chiapas”.

El tema es relevante; preocupante, además. Primero, porque sin recursos económicos, el IEPC está impedido a realizar los trabajos de su competencia, poniendo con ello, en grave riesgo el proceso electoral del 2018. En segundo lugar, desnuda el desorden financiero en la Secretaría de Hacienda, cuyo titular, Humberto Pedrero Moreno, acumula más reclamos a su mal desempeño.

El desbarajuste hacendario se deriva de múltiples factores que de una u otra forma, inciden en temas que, según el discurso oficial, se habían superado o están en etapas de ventaja frente al estado a como fueron encontradas hace cuatro años y medio.  

Desvío de fondos, peculado, mala orientación de los recursos, saqueo desproporcionado, gastos onerosos en cuestiones superfluas… en síntesis, una administración hacendaria corrupta que ha dejado a toda la administración estatal, en una parálisis escandalosa que requiere con urgencia, acciones contundentes para rescatar a Chiapas de una crisis superior que podría colocar al mismo gobernador, en la situación que hoy se encuentran varios exgobernadores.

La demanda interpuesta por una institución que lucha por recuperar confianza, credibilidad y respeto, no es cosa menor. De acuerdo a la divulgación del periódico arriba mencionado, el documento presentado ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, “consta de un total de 271 fojas, consistentes en 41 fojas del escrito de demanda, 24 legajos en copia certificada, en 154 fojas, y 3 legajos en copia simple, en 76 fojas, que en total sustentan la demanda del IEPC contra la dependencia encargada de administrar los dineros del Gobierno chiapaneco”.

Fuentes internas del IEPC, confirmaron que la medida se tomó ante la constante negativa de la SH a ministrar las prerrogativas a los partidos políticos y los recursos para la organización electoral. El TPEJF, por su parte, admitió la querella del IEPC, bajo el expediente SUP-JE-35/2017 y la argumentación “Omisión de la Secretaría de Hacienda del Gobierno del Estado de Chiapas de suministar (sic) el presupuesto al Instituto Electoral de ese estado, para las prerrogativas ordinarias a los partidos políticos con acreditación y registro ante éste para el ejercicio 2016-2017.”

Lo anterior, es reflejo de la pésima administración en esa Secretaría; algunos secretarios de estado han externado su molestia por la falta de ministraciones para desempeñar su trabajo, en tanto que empresarios y proveedores del gobierno, han acusado falta de pagos por los servicios prestados.

La crisis financiera provocada por un secretario inexperto y colaboradores ineficaces, acrecenta los problemas financieros de una entidad que no logra salir de añejos problemas sociales, pese al esfuerzo que se hace para otorgar garantías de desarrollo y progreso.

Vale preguntarnos: ¿Dónde están los recursos que se recaudan a través de la SH? ¿Cuándo se hará una auditoría a fondo a esa dependencia? ¿Quién protege a Humberto Pedrero Moreno? ¿A cuánto asciende el monto de lo saqueado al erario chiapaneco? ¿Hasta cuándo pondrán un alto al desaseo administrativo? ¿Cuándo se dará cuenta el señor Velasco Coello que muchos de sus colaboradores le están tendiendo una trampa?

Lo de los adeudos al IEPC y otras instancias de gobierno, es asunto de urgente resolución. Dejarlo crecer será permitir que se siga inflando la burbuja de corrupción en Hacienda y la mala administración, acarreará peores problemas para los chiapanecos.

También urge una profunda revisión de cuentas. No es aceptable que mientras muchas instituciones de gobierno carecen de insumos básicos para la atención de los problemas habituales, algunos funcionarios se regodeen con dinero público. Tampoco es válido que se inviertan fuertes sumas de dinero en acciones intrascendentes que al rato, quedarán ahí, como elefantes blancos.

El despilfarro, traerá grandes y graves consecuencias. Alguien debe entenderlo y actuar conforme a su futuro inmediato. Sí, inmediato porque dos años, se van como agua. Muchos colaboradores de la actual administración, aprovechan la nobleza de MVC. Allí que lo vean. 


Publicar un comentario

 
Top