meridianopolitico

0
www.meridianopolitico.com/ 
10/Mayo/2017 

Los Cabos, BCS, 10 de mayo de 2017.-  Con el fin de contribuir a la defensa del poder adquisitivo de la población, la Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas (ANAM) busca absorber en la medida de lo posible el impacto del aumento en el precio de la gasolina y del alza en las tasas de interés, y no trasladarlo al precio final de los productos de la canasta básica.

Así lo comentó el Presidente Ejecutivo de la ANAM, Iñaki Landáburu Llaguno, en conferencia de prensa previa al inicio del XVII Congreso de Ca
pacitación de la asociación, que se realizará en Los Cabos, Baja California Sur.

Agregó que en estos esfuerzos, los abarroteros mayoristas han trabajado en conjunto con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). “Trabajamos con Profeco  para ver que los 38 productos de la canasta básica subieran el mínimo posible y afortunadamente se ha logrado”.

Precisó que algunos productos, elaborados con componente importados, sí han subido sus precios, “pero esto ha sido por la devaluación del peso frente al dólar y no por el impacto del aumento a la gasolina”.

Landáburu Llaguno indicó que las pequeñas tiendas son un sector que se ha venido fortaleciendo en los años recientes, luego de una etapa en la que resintió la proliferación de las de conveniencia.

“Son dos ofertas distintas. Los abarroteros tradicionales tienen mucha más variedad de productos, marcas y presentaciones, así como precios más bajos; en contraste, las tiendas de conveniencia ofrecen otros servicios. Los dos tienen cosas buenas”.

En este sentido, Iñaki Lándáburu señaló que la ANAM trabaja junto con sus proveedores para impulsar la profesionalización del personal de las tiendas pequeñas  y su modernización tecnológica. Esta labor se realiza a través de su Instituto para el Desarrollo Estratégico del Detallista Independiente (IDEDI).

Publicar un comentario

 
Top