meridianopolitico

0
www.meridianopolitico.com/ 
23/Noviembre/2016 
CINTALAPA. Un persona lesionada, una patrulla apedreada y un vehículo asegurado, fue el resultado de un accidente de tránsito registrado este martes a la altura del crucero conocido como “el moroco” (por una tienda de abarrotes que se ubica en la zona), donde el exceso de velocidad y la falta de precaución pudieron haber sido las causas del hecho.

Alrededor de las once de la mañana, Carlos Alejandro Guzmán Morales de 26 años de edad, originario de este valle, circulaba en el carril de alta a bordo de una motocicleta color roja con negro de modelo reciente a la altura del crucero mencionado, cuando al parecer un vehículo le cortó circulación provocando el fuerte impacto, pero el conductor al ver lo que había provocado, aceleró para darse a la fuga y así evadir su responsabilidad en los hechos.

Tras el reporte, personal de protección civil llegó al lugar para brindarle los primeros auxilios al motorista quien tenía una herida en el brazo derecho y se quejaba de fuertes dolores en la rodilla derecha, por lo que se inmovilizó porque se temía de una posible fractura y posteriormente fue ingresado al hospital básico comunitario para que recibiera atención médica, y horas más tarde se supo que el lesionado fue trasladado a la capital del estado para ser intervenido quirúrgicamente ya que al parecer si tenía fractura.

PERSECUCIÓN

Importante mencionar que muy cerca de donde fue el accidente, se encontraba una camioneta blanca propiedad de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SS y PC), cuyos elementos de la estatal preventiva al ver lo sucedido, se fueron tras la camioneta marca chevrolet roja con placas de circulación (CV68805), que había tomado la carretera Sayula, y metros antes de llegar a la novena sur, el fulano que la conducía se metió a toda velocidad en un predio donde había un grupo de personas que estaba en una reunión de trabajo.

Ese mismo grupo de gente sin saber lo que había pasado antes, arremetió contra la camioneta blanca a punta de pedradas, y cuando fueron informados era un poco tarde, porque algunos policías ya habían sido golpeados, el parabrisas de la patrulla ya estaba roto y el responsable del accidente, aprovechó el momento para huir entre la maleza abandonando el vehículo que conducía.

Cuando las cosas se calmaron, ese mismo grupo de gente permitió que trànsito del estado asegurara la camioneta, a los policías le devolvieron las pistolas, y la trifulca quedó hasta ahí.

En ese sentido, se supo que la unidad asegurada fue puesta a disposición del fiscal del ministerio público para que esa instancia pudiera proceder en consecuencia.




Publicar un comentario

 
Top