meridianopolitico

0
www.meridianopolitico.com/ 
26/Noviembre/2016 
Mario Caballero
LETRAS DESNUDAS
MARIO CABALLERO

CAMPUZANO: GOLPE DE TIMÓN

Dice un conocido refrán que “Bien cena, quien bien trabaja”. Era cuestión de tiempo para que la cúpula del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se jugara su mejor carta al convocar a sus filas a uno de sus más destacados elementos: Julio César León Campuzano, un maestro que domina al dedillo el tema educativo y sabe cómo desenredar los problemas del magisterio.


Con la medida de Juan Díaz de la Torre de incorporar a León Campuzano en el Comité Ejecutivo Nacional, los maestros chipanecos están perdiendo quizá el liderazgo más comprometido y sin ambiciones personalistas que han tenido en mucho tiempo, pero sin duda están ganando a un gran comisionado que les dará voz en las futuras decisiones de la dirigencia nacional.


COMPROMISO, RESPONSABILIDAD Y RESPETO

León Campuzano fue elegido dirigente de la sección 40 en abril de 2012 con el respaldo de la mayoría de los delegados. Y llegó en un momento crucial para la educación, pues meses después de asumir el cargo es aprobada la Reforma Educativa que vino a remover las emociones de grupos radicales que la rechazaron y se opusieron a la modernidad y al desarrollo educativo.


De tal suerte, cumplir con la encomienda nunca fue una tarea sencilla.

El profe Campuzano, como creyente de las instituciones, formado en las aulas y no en la grilla, es indiscutiblemente uno de los hombres más combativos en la reforma educativa, pero su lucha la hace conforme a derecho, sin arrebatos ni beligerancia, porque sabe que nadie puede anteponer sus caprichos o estar por encima de las propias leyes. Lo contrario es antípoda a toda sociedad civilizada.


Entendido de que había que revertir con premura y orden la situación desoladora que presenta la educación en el estado -que tiene la friolera de cincuenta años de atraso-, con entusiasmo diseñó las estrategias para sacar adelante la evaluación docente y hacer más cualitativa la enseñanza-aprendizaje con maestros más preparados y capaces para destruir la ignorancia del pueblo.


Campuzano puso el ejemplo de que las leyes deben acatarse porque son las que regulan una vida en sociedad. Y aunque dicha reforma tiene algunos vacíos y fallas –porque ninguna ley es perfecta sino perfectible-, aun con sus salvedades es un avance importante.


Él cumplió con la Ley de Educación a pesar de las amenazas de las fracciones antagónicas que le apuestan al retroceso con tal de conservar sus privilegios y que no saben tolerar a los que piensan distinto.


Pero lo hizo sin una actitud servil ante el gobierno, al que respeta y con quien trabaja conjuntamente, sino cumpliendo para exigir mejores salarios y mejores condiciones laborales para los educadores, a quienes sirvió durante estos años.


La reforma educativa desde sus inicios tuvo un punto débil: la desinformación y la falta de sensibilidad de las autoridades para discutirla y proponerla, situación que causó incertidumbre en grandes sectores del magisterio que sintieron amenazados sus derechos y la estabilidad en el trabajo. De esta confusión nació una de las luchas más absurdas y primitivas en contra del gobierno, del Estado de Derecho y de la educación.


Parte del reconocimiento del dirigente nacional del SNTE hacia Julio León Campuzano viene de lo antes mencionado. En contraste al comportamiento de la disidencia magisterial que se mantenía enfrentado con el gobierno, el maestro Campuzano se organizó para crear una campaña de información sobre el contenido de la reforma y sus beneficios, encabezando con esto una forma responsable de defensa de los derechos gremiales y de la educación de los niños y jóvenes de Chiapas.


Mientras unos vandalizaban y creaban el caos en el estado, Campuzano proponía actuar con madurez ante los nuevos desafíos que imponía dicha reforma.


Muchos entendieron el mensaje. Y los que realizaron la evaluación fueron acompañados en todo momento por la dirigencia de la sección 40, que siguió cada caso en particular para lograr los mejores resultados. Gracias a ese trabajo de filigrana de León Campuzano los docentes vieron en el SNTE una representación a la altura de las exigencias de nuestro tiempo.


Como nunca antes el magisterio chiapaneco logró tener una buena relación con el gobierno del estado, unificaron sus fuerzas para tener avances en el sector educativo y recuperar el trinomio maestro-escuela-gobierno. El gobernador Manuel Velasco Coello y Julio León Campuzano hicieron una dupla que sacó adelante grandes deudas con la educación.


En esta etapa que llega a su término se le dijo adiós a los vicios que tanto daño le hicieron a la educación, se acabó con la historia de corrupción que nada más alimentó la egolatría y la avaricia de líderes que se hicieron millonarios por medio de las marchas y los plantones, obligando al gobierno a hacer pactos en la opacidad mientras el resto de los agremiados seguía en condiciones de hambre.


EL LLAMADO

El que Julio César León Campuzano haya sido llamado para integrarse de lleno al trabajo del sindicato nacional, responde a la necesidad que tiene el SNTE de fortalecerse,
de contar con hombres comprometidos con la educación y talentosos en el cabildeo político, de buenos resultados y capaces de hacer la diferencia. Es, también, honrar la labor del que ha sido una pieza fundamental en las grandes causas del magisterio chiapaneco.


No podemos soslayar que los maestros de la sección 40 sentirán la ausencia del profe Campuzano, que los ha acostumbrado a ver otra cara y otro comportamiento detrás del poder. Uno distinto a los anteriores. Uno que se preocupó por la estabilidad sindical y el desarrollo del profesorado.


Por todas estas cosas ha sido bien recibida en la cúpula nacional, incluso con beneplácito, la asunción del profesor Julio León Campuzano que tiene desde ya una mayor responsabilidad ante la educación no sólo de los chiapanecos, sino de todos los mexicanos.


Se los dije al inicio, “Bien cena, quien bien trabaja”. Alea jacta est (la suerte está echada).


PARA MAGDALENA

NADIE SABE realmente a qué se dedica Juan Carlos Cal y Mayor Franco, dizque director de CONECULTA. Hay quienes dicen que está dedicado en cuerpo y alma a promover, difundir y apoyar no la cultura en Chiapas, sino a cantantes y a gente del medio artístico, como el cantante Mario Bautista que llevó al Polyfórum, pero que de cantante tiene lo que yo de pornstar (actor porno). Dice un amigo que de seguir así, pronto veremos al titular de CONECULTA organizando palenques en la Feria Chiapas o como Representante de Paquita la del Barrio o Polo Polo. Lo dejemos al tiempo… Au Revoir.

@_MarioCaballero
yomariocaballero@gmail.com

Publicar un comentario

 
Top