meridianopolitico

0
www.meridianopolitico.com/ 
14/Noviembre/2016 
Al Son del texto
Tina Rodríguez

Ya se había anunciado que la reducción presupuestal se mantenía.
El presupuesto de egresos de la federación para 2017 es incluso menor al de 2016; muchas han sido las opiniones al respecto por la caída en 5 mil 200 millones de pesos de lo destinado a Chiapas, pero me parece que la discusión por ello tiene otro origen, no precisamente que se hayan dado traiciones como circula en las redes.

La verdad es que la entidad no tiene un Producto Interno Bruto a destacar, y desde el punto de vista económico es hasta ganancia que sea la tercera con mayor presupuesto.
A esto hay que agregar las inversiones colaterales que puedan darse por parte de las paraestatales y desde luego los ingresos propios que, no son muchos.

Nada que ver con los impuestos que generan Edomex, Nuevo León, Jalisco.
Hay una realidad: los empresarios locales no le entran con todo; quieren aun el apoyo del gobierno, mercedes y privilegios que les garantice la inversión, cuando eso ya es cosa superada en casi todos los estados del país.

El gobierno ya no puede seguir amparando a los inversionistas aldeanos, cuando los de fuera vienen a terreno ajeno a crecer y lo logran sin paternalismo.

Muy pocos empresarios locales han arriesgado capital y su éxito es evidente, pero siguen los que anquilosados a las viejas prácticas, quieren que papá gobierno, les tienda la mano.
La verdad la reducción presupuestal pudo haber sido peor: tenemos más presupuesto que tabasco, que es de 31 mil millones; Chiapas supera los 38 mil millones de pesos.

Claro que Tabasco está petrolizado, la entidad chiapaneca no y, aun contando con mucho para explotar el turismo, las empresas del ramo se concentran en empresas familiares en vez de hacer ya consorcios, sociedades que desarrollen infraestructura porque al rato llegan las de fuera y se quejan de que, no los apoyaron.

¿Apoyarlos en qué?
¿Con dinero?
No se va a poder porque llega menos para 2017, y el grueso es para el desarrollo social así que, por ejemplo hoteleros que han invertido hasta en Acapulco, Cancún, Huatulco, deberían pensar en su estado en vez de quejarse de faltas de apoyo o esperar que sea el gobierno quien patrocine destinos en vez de invertir ellos en su publicitación y desarrollo.
No queda más que hacer el trabajo 2017 con lo que hay, y bien, sin fugas, derroches, excesos.

Publicar un comentario

 
Top