meridianopolitico

0
www.meridianopolitico.com/ 
25/Octubre/2016 
Al Son del texto
Tina Rodríguez

La noticia de que dos mujeres fueron violadas en solo dos días en la capital del estado, da una idea de los índices con que se agreden constantemente sus derechos, mientras solo en el discurso de habla del respeto a éstas.

La primera joven mujer fue levantada del campo deportivo Caña Hueca, y posteriormente arrojada en un terreno baldío al igual que la segunda joven, quien fue apoyada por personal de una gasolinera en la capital chiapaneca.

La inseguridad para mujeres especialmente jóvenes es evidente, en dónde sea, en un acoso que debe ser atendido de alguna forma por las autoridades para que garanticen la integridad de las mujeres, sea cual sea su condición.

Hará una semana, una mujer hubo de saltar de una casa de dos pisos para librarse de sus captores, que la drogaron y vejaron; mereció ayuda de vecinos de los salvajes que no entienden que una mujer decide el con quien, sea cual sea su oficio.

¿Un cambio generacional?
Lejos estamos de eso, pues se siguen registrando feminicidios, levantones, violaciones, acoso sexual en el trabajo, y para colmo el los documentados y publicitados, no hay avances como sucedió en el caso de la señora Martha Angelina Funes Ramírez,  quien se desempeñaba como Gerente Operativa del Consejo de Cuenca de la Costa de Chiapas, y quien acusó ante la Procuraduría de Justicia e instancias gubernamentales, Congreso y organismos de derechos humanos, a Andrés Carballo Bustamante, el aun Director del Instituto Estatal del Agua, por acoso sexual y laboral y violación a sus derechos humanos, y es la fecha en que no se ha movido nada de nada.

¿Qué luces envía eso?
La verdad ninguna, al contrario, pareciera solaparse al ser claro el proteccionismo para ese funcionario.

Al Son que me toquen
Y allá en Tapachula los ciudadanos de la Perla del Soconusco están que trinan en contra de su alcalde porque es demasiada demagogia para lo que en verdad logra, ante el avance del crimen organizado, la trata de blancas y de personas que son del dominio público en esa ciudad tan importante de Chiapas.
Neptalí del Toro, el alcalde tapachutelco, alega que no tiene dinero para nada, pero homólogos suyos, de ciudades medias como Comitán o San Cristóbal se la rifa con lo que tienen y sin quejarse.
Ahora sí que le tiene que entrar al toro por los cuernos, pues él aceptó después de ser diputado local, la candidatura por la alcaldía de su ciudad natal, a sabiendas en qué condiciones la dejó Samuel Chacón.

Como legislador conocía de cerca el cómo gobernaba su antecesor.
¿Ni modos que no?

Ahora la falta de imaginación con lo que logra, complica la seguridad, la generación de empleos, la obra pública municipal.

Dicen los lugareños, que en vez de servicios, se multiplican los antros, y sucursales de Tuxtla se observan en aquella ciudad, en vez de bacheo, alumbrado, alcantarillado, prevención del delito, para evitar asaltos a transeúntes, robos a casa habitación, ejecuciones y feminicidios.
Así esta Tapachula.

Publicar un comentario

 
Top